26 de enero: Día de la SGI

Daisaku Ikeda en la fundación de la SGI en Guam © Seikyo Shimbun

La Soka Gakkai Internacional (SGI) se fundó el 26 de enero de 1975 en la Primera Conferencia por la Paz Mundial, celebrada en la isla de Guam, donde aconteció la batalla más encarnizada entre las fuerzas militares norteamericanas y japonesas, y donde perecieron innumerables civiles inocentes durante la Segunda Guerra Mundial.

La SGI es una institución global que enmarca las actividades de todas las organizaciones independientes de la Soka Gakkai en el mundo, y apoya la fe y la práctica budista de una membresía internacional cada vez más numerosa. La visión del entonces presidente de la Soka Gakkai, Daisaku Ikeda, fue hacer de Guam el punto de partida simbólico de este movimiento, concebido como una red de individuos comprometidos a promover el entendimiento entre culturas y a establecer la paz.

Al encuentro fundacional asistieron unos 158 representantes, provenientes de 51 países y territorios del mundo. En aquella jornada memorable, que hoy se celebra como el Día de la SGI, Daisaku Ikeda asumió, a pedido de los presentes, la presidencia de la nueva organización.

En su discurso inaugural, enfatizó que el budismo es una filosofía de respeto a la dignidad de la vida y declaró con vehemencia que dedicaría la vida a promover una paz duradera. También alentó a los participantes a vivir con altruismo: “Antes que buscar su propio florecimiento, dediquen su noble existencia a plantar las semillas de la paz en todo el mundo”.

En la actualidad, hay miembros de la SGI en 192 países y territorios, con 90 organizaciones formalmente constituidas y una membresía total fuera del Japón de 2,2 millones de personas. Cada organización desarrolla sus actividades respetando la cultura y las características de la sociedad local, con la premisa de que la felicidad individual, la paz y el desarrollo de la humanidad son interdependientes.

La Carta de la SGI, aprobada en 1995, enuncia la misión institucional de responder a los problemas actuales de la sociedad y del mundo, tomando como base los principios de la filosofía budista:

“Nosotros, las organizaciones y los miembros que integramos la Soka Gakkai en el mundo, adoptamos la misión básica y el objetivo primordial de promover la paz, la cultura y la educación basadas en la filosofía y en los ideales del budismo de Nichiren Daishonin. […] Tenemos la convicción de que el budismo de Nichiren Daishonin es una filosofía que parte del respeto por la dignidad suprema de la vida y de una misericordia abarcadora; permite a las personas cultivar y hacer surgir su sabiduría inherente, y nutrir la creatividad del espíritu humano para superar las dificultades y las crisis que enfrenta la humanidad, y hacer posible una sociedad de paz y coexistencia armoniosa”.

En referencia al acto inaugural realizado en Guam, el presidente Ikeda ha señalado: “Desde aquel primer encuentro, los miembros de la SGI han sostenido la firme convicción de que el diálogo es el camino seguro y certero hacia la paz”.

Con esta perspectiva y desde 1983, cada 26 de enero el presidente Ikeda presenta propuestas de paz anuales, en conmemoración del Día de la SGI, en las cuales indaga la relación entre conceptos budistas esenciales y los diversos desafíos que enfrenta la sociedad global, en la búsqueda de la paz y la seguridad humana.

noviembre 2020