Tsunesaburo Makiguchi

“”
Tsunesaburo Makiguchi [© Seikyo Shimbun]

El primer presidente de la Soka Gakkai, Tsunesaburo Makiguchi (1871-1944), fue un filósofo, escritor y educador vanguardista que, en 1930, junto con su discípulo directo Josei Toda, fundó la Soka Kyoiku Gakkai (Sociedad pedagógica para la creación de valores), precursora de la actual Soka Gakkai.

La vida de Makiguchi se caracterizó por la confrontación con las autoridades represivas. Maestro reconocido por su bondad y consideración, se dedicó a promover un enfoque pedagógico más humanista y centrado en los alumnos. La excelencia de su gestión docente fue reconocida por los estudiantes, las familias y sus propios colegas. A la par de ello, su resistencia a doblegar la educación a los intereses de figuras con poder político o social lo expuso a enfrentamientos y a repetidos traslados a escuelas con recursos más limitados.

Al tiempo, fue detenido por las autoridades por su oposición a las políticas del régimen militar y encarcelado como prisionero ideológico. El presidente Makiguchi falleció en prisión a los 73 años. En años recientes, sus teorías educacionales han despertado renovado interés en el mundo.

Ideas sobre la educación

“”
Caligrafía de Makiguchi: “Educación” [© Seikyo Shimbun]

Durante buena parte de su vida, la preocupación central de Makiguchi fue la reforma del sistema educativo que, en su experiencia docente, desalentaba el pensamiento autónomo y recortaba el crecimiento y la capacidad creativa de los estudiantes. Creía que la razón de ser de la educación no era servir meramente a las necesidades del Estado o del sistema social, sino a la felicidad de los alumnos.

Makiguchi fue director de diversas escuelas primarias de Tokio durante veinte años. A lo largo de su carrera, escribió un sinfín de apuntes y reflexiones sobre la teoría y la práctica de la pedagogía, que fueron dando forma a una original filosofía de la educación.

Sus ideas sobre la enseñanza y su teoría de la creación de valor (soka), pilar de su enfoque pedagógico, fueron desarrolladas en su obra Soka Kyoikugaku Taikei (El sistema pedagógico de la creación de valores). Las proposiciones allí enunciadas contradecían por completo la lógica del gobierno militar, que se valía de la educación para moldear súbditos obedientes al Estado.

La fundación de la Soka Gakkai

“”
Makiguchi (en la última fila, cuarto desde la izquierda) con miembros de la Soka Kyoiku Gakkai en 1938 [© Seikyo Shimbun]

En 1928, con 57 años, Makiguchi conoció la enseñanza budista de Nichiren y encontró en ella una filosofía humanística que seguía las mismas líneas de su pensamiento.

Tiempo después, describiría con estas palabras sus reflexiones en ese momento: “Con alegría indescriptible, transformé la manera en que había vivido durante casi sesenta años. Desapareció por completo la inquietud con que había buscado respuestas a la vida, a tientas en la oscuridad, y transformé una larga tendencia a encerrarme en mis pensamientos; mis metas en la vida se volvieron más amplias y fecundas”.

En 1930, Makiguchi y Toda fundaron la Sociedad Pedagógica para la Creación de Valores. Lo que comenzó siendo un grupo de educadores dedicados a promover la teoría educativa de Makiguchi fue refinando su propósito en los diez años siguientes; así, la Soka Kyoiku Gakkai se convirtió en una organización orientada a difundir la filosofía del budismo, con una membresía más amplia.

A la par de este proceso, Makiguchi y Toda fueron profundizando su convicción en que la filosofía de Nichiren —con su foco en la transformación de la sociedad por medio del cambio individual— era el medio para lograr la reforma social profunda por la cual habían bregado desde su lugar como educadores.

La muerte en prisión

“”
Celda similar a la que Makiguchi ocupó en prisión durante los últimos días de su vida. [© Seikyo Shimbun]

Mientras tanto, el gobierno militarista impuso en el Japón el culto sintoísta estatal para ejercer control ideológico sobre los ciudadanos y ganar respaldo a sus agresivas políticas de expansión. A la par, fue creciendo la intolerancia al disenso por parte de las autoridades. Makiguchi resistió férreamente este giro represivo y, en 1943, fue arrestado y encarcelado junto con Toda. Aun privado de la libertad, mantuvo sus convicciones y creencias, y el 18 de noviembre de 1944 murió en la cárcel a causa de la desnutrición y la vejez.

Más información en el sitio web de Tsunesaburo Makiguchi

[noviembre 2020]