• Pequeño
  • Mediano
  • Grande

Historia de la Soka Gakkai

Tsunesaburo Makiguchi (sentado) y Josei Toda
La Soka Gakkai comenzó siendo una agrupación de educadores reformistas japoneses, inspirada en la filosofía del budismo Nichiren. Su fundador y primer presidente, Tsunesaburo Makiguchi (1871-1944), vivió con el apasionado deseo de empoderar a las personas hacia el logro de una vida plena y feliz. En la Segunda Guerra Mundial, el gobierno militar del Japón lo encarceló junto a su discípulo directo Josei Toda (1900-1958) por la oposición de ambos a las políticas bélicas. Makiguchi murió en prisión a causa de la desnutrición y la edad avanzada. Toda salió en libertad y se dedicó a reconstruir la Soka Gakkai, convirtiéndola en un movimiento para fortalecer al pueblo quebrantado ante las secuelas de la guerra. Daisaku Ikeda (1928- ) heredó la visión de Toda y expandió la organización hasta hacer de ella un movimiento multifacético dedicado a la paz, la cultura y la educación, con miembros en todo el mundo.
1930 ~ 1937

Reforma educativa

Reforma educativa (1930-1937)

  • 1930 | Se funda la Soka Gakkai

    Makiguchi (en el centro a la izquierda) con estudiantes

    La Soka Gakkai (literalmente, “Sociedad para la creación de valores”) se fundó el 18 de noviembre de 1930; en sus orígenes, fue un grupo de estudio formado por educadores, llamado Soka Kyoiku Gakkai (Sociedad pedagógica para la creación de valores). Su fundador y primer presidente, Tsunesaburo Makiguchi, fue un escritor y educador que, inspirado en el budismo Nichiren, se dedicó intensamente a la reforma de la educación japonesa. Su teoría de la educación creadora de valor hacía hincapié en el desarrollo del pensamiento autónomo y la expresión del potencial ilimitado de cada niño y adolescente.

    Su obra culminante, Soka kyoikugaku taikei (El sistema pedagógico de la creación de valores), se publicó el 18 de noviembre de 1930, día adoptado como fecha fundacional de la Soka Gakkai.

1935 ~ 1945

Oposición al
gobierno militar

Oposición al gobierno militar (1937-1945)

  • 1937 | La reforma social

    Makiguchi, con miembros de la Soka Kyoiku Gakkai en Fukuoka, Kyushu, en 1941 (primera fila, al centro).

    Para Makiguchi, fomentar el pensamiento independiente era más importante que impartir información de manera unilateral. Este enfoque significaba una confrontación con las autoridades del Japón, que veían en la educación el medio para crear súbditos obedientes al Estado. Makiguchi y su estrecho colaborador, Josei Toda, extendieron el interés inicial de la Soka Kyoiku Gakkai —limitado a la reforma educativa— y lo ampliaron a la difusión del budismo Nichiren como vía para la reforma social, a partir del cambio interior de los individuos. Así, el grupo inicial se convirtió en una organización de membresía más amplia, formada por varios miles de integrantes.

  • 1943 | La lucha contra la represión gubernamental

    En una celda similar a esta, Makiguchi pasó sus últimos días de vida.

    El militarismo nacionalista fue creciendo en el Japón durante la década de 1930, hasta culminar, en 1941, con el ingreso del país en la Segunda Guerra Mundial. El gobierno impuso a la población el culto sintoísta como maniobra para glorificar su guerra de agresión y sofocar cualquier expresión de disidencia. La firme negativa de Makiguchi y Toda a transigir en sus convicciones y su resistencia a cooperar con el régimen determinaron la detención y el encarcelamiento de ambos como “delincuentes ideológicos”, en 1943. La represión del gobierno significó el desmantelamiento de la Soka Kyoiku Gakkai.

  • 1944 | Muere Tsunesaburo Makiguchi

    Pese a la presión de sus interrogadores para hacerlo renunciar a sus principios, Makiguchi mantuvo sus creencias y murió en su celda el 18 de noviembre de 1944.

1945 ~ 1960

Reconstrucción de posguerra

Reconstrucción de posguerra (1945-1960)

  • 1945 | Un budismo activo, de compromiso social

    Toda en una disertación sobre los escritos de Nichiren, en 1954.

    Josei Toda sobrevivió al confinamiento y recuperó la libertad el 3 de julio de 1945, poco antes de que la guerra terminara. En prisión, había estudiado el Sutra del loto y había entonado Nam-myoho-renge-kyo asiduamente. Esto lo condujo a la revelación de que “el Buda era la vida misma” y al convencimiento de que su misión era propagar ampliamente el mensaje del Sutra del loto, labor a la cual dedicó el resto de su vida.

    Toda decidió reconstruir la Soka Gakkai en una sociedad de posguerra confundida y arrasada. En 1951, asumió la segunda presidencia de la organización. Promovió una práctica del budismo activa y de firme compromiso social, como medio para que las personas, empoderadas de ese modo, superaran obstáculos y cultivaran esperanza, confianza, valor y sabiduría interior.

    Toda acuñó el término “revolución humana” para expresar la idea central del budismo Nichiren: que todos pueden mejorar su vida y manifestar la iluminación en esta existencia. Este mensaje halló especial eco en los sectores más vulnerables de la sociedad japonesa, y la membresía de la organización creció rápidamente.

  • 1957 | La “Declaración para la abolición nuclear”

    Toda (a la derecha) con Ikeda el 16 de marzo de 1958

    El 8 de septiembre de 1957, Toda lanzó una apasionada proclama por la abolición de las armas nucleares, afirmando que todas las personas del mundo tenían el derecho inalienable a vivir y que las armas nucleares representaban el aspecto más oscuro del corazón humano. Pidió a los jóvenes de la Soka Gakkai que trabajaran hacia esta meta, y su alegato fue el inicio simbólico del movimiento pacifista de la organización.

    En una ceremonia celebrada el 16 de marzo de 1958, Toda confió a los jóvenes el futuro desarrollo de la Soka Gakkai. Uno de ellos, su discípulo directo Daisaku Ikeda —quien había liderado numerosas iniciativas para difundir la filosofía del budismo Nichiren—, surgiría como futuro conductor de la organización.

    A su muerte, el 2 de abril de 1958, Toda había convertido la Soka Gakkai en un dinámico movimiento con más de 750 000 familias en todo el Japón.

1960 ~ 1990

Expansión internacional

Expansión internacional (1960-1990)

  • 1960 | Un movimiento mundial

    Ikeda se embarca en su primer viaje al extranjero el 2 de octubre de 1960

    A sus 32 años, Daisaku Ikeda sucedió a Toda en la presidencia de la Soka Gakkai. Consolidó la estructura de la organización en el Japón y trazó los cimientos de un movimiento global; sus numerosos viajes al exterior le permitieron alentar a los primeros miembros de la Soka Gakkai que habían emigrado a otros países. Estos pioneros desarrollaron la Soka Gakkai en sus nuevas comunidades y abrieron rutas al crecimiento de la membresía internacional.

    Para fortalecer la solidaridad en bien de la paz, Ikeda fundó diversas instituciones afiliadas en las áreas de la cultura y las artes, las investigaciones sobre la paz y la educación.

  • 1975 | Una institución de alcance global

    Ikeda hablando en la fundación de la SGI

    En 1975 se fundó la Soka Gakkai Internacional (SGI), institución de carácter global que agrupa a las organizaciones independientes de la Soka Gakkai en todo el mundo, y Daisaku Ikeda fue designado su presidente.

    En 1983, la SGI fue acreditada como organización no gubernamental de carácter consultivo en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC).

    En 1995 se promulgó la Carta de la SGI, donde se expresa el compromiso de trabajar por un mundo de paz, y de contribuir a la paz, la cultura y la educación basadas en el respeto a la dignidad de la vida y en la filosofía del budismo Nichiren.

1990 ~ época actual

Afirmación de las bases

Afirmación de las bases (1990-época actual)

  • 1991 | La independencia espiritual

    Miembros de la SGI en la apertura de la Sede del Gran Juramento del Kosen-rufu

    En noviembre de 1991, luego de haber apoyado su desarrollo durante décadas, la Soka Gakkai formalizó su desvinculación del clero de la Nichiren Shoshu liderado por Abe Nikken. Liberada del sesgo autoritario y ritualista que el clero le imponía, inició su verdadera independencia espiritual.

    En 2008, beneficiada por esta mayor libertad para adaptarse a las culturas locales y al mundo moderno, la organización había expandido su membresía a 192 países y territorios del mundo.

    En noviembre de 2013, se inauguró en Shinanomachi, Tokio, la Sede del Gran Juramento del Kosen-rufu. Allí los miembros de la Soka Gakkai del Japón y del mundo se reúnen a entonar juntos Nam-myoho-renge-kyo, y a renovar su compromiso de trabajar por la paz y de transmitir la filosofía de empoderamiento del budismo Nichiren.

  • 2017 | La constitución de la Soka Gakkai

    Representantes de 70 países y territorios asisten a la ceremonia de ratificación de la Constitución de la Soka Gakkai el 10 de noviembre de 2017

    En 2017, la Soka Gakkai aprobó una nueva Constitución, que clarifica su posición doctrinal y enuncia su objetivo de promover las enseñanzas budistas de Nichiren en bien de la paz y la felicidad humana, además de reglamentar su administración global.