Parte 1: La felicidad; Capítulo 5:
Convertir las aflicciones en felicidad [5.7]

5.7 Las dificultades son una fuerza motriz del crecimiento

El gran estado de vida adquirido por Nichiren Daishonin, quien prevaleció sobre un sinfín de persecuciones y de dificultades, nos enseña la importancia de convertir la adversidad en energía para avanzar,

La vida del Daishonin fue una serie de dificultades y persecuciones, entre las cuales se contaron dos exilios. Algunos de sus seguidores cuestionaban cómo encontrar algo de paz y de bienestar en medio de tales circunstancias. Pero el Daishonin insistía en que las dificultades eran, en sí mismas, la paz y el bienestar,1 y en muchos de sus escritos proclamaba: «¡Qué fortuna la mía…!»;2 «¡Qué inmensa es mi alegría…! »;3 «En mis existencias futuras, disfrutaré de una inmensa felicidad, y este pensamiento me colma de profunda alegría»;4 y «¡Cómo poder describir una dicha semejante!».5 Su estado de vida era tan sublime que solo podía describirlo con expresiones como «¡Qué buena fortuna! ¡Y qué alegría!».6

Desde la perspectiva de las escrituras budistas, las dificultades son inevitables. La clave está en transformarlas positivamente, en convertir el veneno en remedio, y en usarlas como fuerza impulsora hacia un nuevo progreso.

No tiene ningún sentido lamentarse o ponerse ansioso cada vez que surge un frente adverso. Si tenemos la firme determinación de convertir todo lo que ocurra en un fuerte «viento de cola» que impulse nuestra vida, podremos despejar la salida.

Los miembros de la Soka Gakkai hemos podido escribir una historia de asombroso crecimiento y desarrollo, porque nos hemos basado en una práctica budista enfocada en el presente y el futuro; es decir, mirar siempre de hoy hacia el mañana, y avanzar siempre, siempre hacia delante.

Sin problemas, no hay verdadera práctica del budismo. Sin lucha, no hay auténtica felicidad. Ni tampoco sería una vida real, por lo cual tampoco podríamos lograr la budeidad. Cuando practiquemos el budismo del Daishonin basados en esta comprensión, nunca nos sentiremos estancados.

El poder de nuestro estado de vida es increíble… El poder de nuestra determinación interior es ilimitado…. Dos personas, ante las mismas circunstancias, pueden lograr resultados completamente distintos y experimentar las cosas de manera diametralmente opuesta, según su estado de vida o su actitud profunda.

Los que tienen la firme decisión de promover nuestro movimiento por el kosen-rufu verán que en su vida asoma rápidamente un cielo azul de buena fortuna, que llega cada vez más lejos, como si el viento barriera las nubes y las quitara del horizonte.

Del discurso pronunciado en la reunión general de Nagano, en la prefectura homónima, el 4 de agosto de 1991.

La «sabiduría para ser feliz y crear la paz» es una selección de las obras del presidente Ikeda sobre temas clave.

  • *1Registro de las enseñanzas transmitidas oralmente, pág. 115.
  • *2Sobre la profecía del Buda, en END, pág. 423.
  • *3Ib.
  • *4La apertura de los ojos, en END, pág. 304.
  • *5Sobre la práctica de las enseñanzas del Buda, en END, pág. 417.
  • *6Un venerable percibe las tres existencias de la vida, en END, pág. 673.